f-l-e-u-r-d-e-l-y-s:

Egyptian Desert Sand Spiral Spans Distance And Time


In the eastern Sahara desert bordering the Red Sea stands Desert Breath  a stunning land-art project comprised of perfectly-formed cones and a glistening pool of water. Nestled between the hills on the Egyptian desert floor, this site-specific installation was the work of D.A.ST. Arteam, made up of Danae Stratou (installation artist), Alexandra Stratou (industrial designer and architect), and Stella Constantindies (architect). They spent from 1995 to 1997 working on Desert Breath, relocating 8,000 square meters of sand to create what we see here. The curves of the two interlocking spirals are dotted with cones that create both positive and negative shapes, as some point up towards the sky while others extend below the surface. Everything radiates from its center, a vessel of water filled rim to rim. All told, this massive and impressive project covers 100,000 square meters (about 1 million square feet).

(vía archangelic-aeon)

Afiche para la tocata del 1 de abril de 2014.
My musical proyect ZAID, cantando entre los engranajes de la máquina.
https://soundcloud.com/zaid_banda/sets

Algarrobo.

Continuación de Alicia II

3. De pronto recuerdo que estoy muy ocupado y que no puedo seguir perdiendo el tiempo con aquel tipo extraño. Asi que decido llevarlo conmigo y con voz amable le digo : “Por favor acompañeme hasta la puerta, saldré con usted”. Él accede inmediatamente y nos disponemos a salir del departamento. De pronto veo que algo le sucede al sujeto, y por supuesto como se trata de un sueño, no puedo explicarlo bien. Es como si sufriera una transfiguración. Su cara dejó de ser la de un hombre y comenzó a parecer la una mujer adulta. Depronto ya era una joven adolescente y rápidamente se convertía en una niña. Mientras ocurría esta metamorfósis, el personaje se tornaba cada vez más salvaje, comenzó a caminar en cuatro patas, pero nunca me dío la espalda ni dejó de mirarme. Nunca olvidaré su rostro en ese momento. Parecía completamente desquiciada pero, sin perder la esencia que la caracterizaba, no luchaba contra eso. A mí me parecía un ser sublime y auténtico, que ha abandonado completamente la razón y se a entregado enteramente a la oscura y maravillosa esencia de la naturaleza que no ha sido modificada por el ser humano. “Por fín…” -dije para mis adentros, “…puedo apreciar un espíritu completamente libre”.


"i’m sick of watching people die and i can’t just sit back and take it anymore. i won’t let anyone else get killed, not when i can protect them."

"i’m sick of watching people die and i can’t just sit back and take it anymore. i won’t let anyone else get killed, not when i can protect them."

(Fuente: , vía ruffox)

Continuación de “Alicia”

2. Llegamos al final de las escaleras del edificio junto al tipo extraño que me encontré. Entro en un departamento antiguo que pertenece a la familia de mi novia actual. Nos recibe su hermana C. Pasamos a una habitación, y él se queda hablando con C. Yo no confio para nada en la persona que lleve al departamento y voy a una habitación contigua en donde se encuentra mi novia y su familia. Con un susurro les digo que hay un tipo medio loco que esta en la casa y voy a tratar de amedrentarlo. Entonces el hermano menor de mi novia me indica una vara larga que parece un arco de tiro al blanco. Me llevo esa vara como arma y voy a la pieza en donde se encuentra C y el tipo extraño. Ellos continuan hablando y en ese momento se explayaba él. No recuerdo que es lo que decia, sólo recuerdo que intenté varias veces aturdirle con la vara. Incluso en esa habitación encontré unos tacos de billar y le rompí varios de esos en la cabeza. No pasaba nada, el tipo seguía hablando. De pronto me miró, con cara de tristeza y me dice -Si quieres aturdirme tienes que pegarme aquí, un poco más arriba de la nuca. Dejé de intentar aturdirlo.

Alicia

Hoy me desperté pensando en encontrar a Alicia. Tuve un sueño que, en cierta medida, fue revelador. Solamente guardo en mi memoria ciertos retazos del sueño, por lo que no fuí capaz de reproducirlo nuevamente. Sin embargo, recuerdo los hitos más importantes.

1. Subo por la escalera de un edificio. Llego a un lugar en el que hay un lavamanos o una pila de agua, en el descanso de las escaleras. De la nada aparece un tipo extraño, de edad media, como unos 40 o 50 años. No logro a entender qué es lo que quiere. Se avalanza sobre mí y me ataca. Logro detenerlo, pero me percato de que tiene un arma en su mano, un revolver. De pronto, entre el forcejeo, el arma da un balazo al suelo. Logro quitársela, y la desarmo, le saco una bala que tenía dentro. Le pregunto qué es lo que quiere nuevamente, ya con tono desesperado. El personaje me mira con cara confundida y balbusea algo ininteligible.